Spencer – Reseña

Una interpretación del eterno dolor de Diana de Gales

A partir de la llegada de la cuarta temporada de la exitosa serie The Crown de Netflix en 2020, parece ser que el mito de la princesa Diana no hace más que volver cada cierto tiempo para ser reinterpretado por el tiempo en el que se vive.

En esta ocasión, el director chileno Pablo Larraín (Jackie, 2016) trae de vuelta a una Diana interpretada minuciosamente por Kristen Stewart pero en esta ocasión con una mirada más simbólica de la ansiedad, el agobio y el terror que formaba parte del día a día de la princesa desde que aceptó casarse con la Corona.

Contrario a lo que muchas sinopsis anuncian, en realidad esta no se trata de una biopic o un fiel retrato de la realidad de la princesa, sino que el guion traído por Stephen Knight (Peaky Blinders, 2013) nos sitúa en un momento decisivo en la vida de Diana: a principios de los años 90, durante el fin de semana de las vacaciones navideñas de la familia real, la princesa emprenderá un doloroso viaje interno para decidir de una vez por todas su separación definitiva con el príncipe Carlos o continuar con la farsa de la que ha formado parte desde que se le otorgó el título de princesa de Gales.

Una fábula con muchas libertades

Lo que hace diferente a esta cinta de otros productos que han intentado desentrañar el halo de misterio que envolvía a la figura de Diana es precisamente que trata de mostrarse como un proceso casi terapéutico para la princesa que a través de la ficción y elementos simbólicos de la cinta como la casa de los Spencer, el mayordomo vigilante interpretado por Timothy Spall, la silenciosa dama de compañía de Diana interpretada por Sally Hawkins e incluso una alucinación de Ana Bolena, logran tener un sentido único para que podamos comprender que se trata de un reencuentro personal con lo que alguna vez fue Diana antes de ser princesa.

Otro de los elementos sustanciales de la cinta es la banda sonora de Jonny Greenwood (Radiohead) pues podría decirse que sin cada una de las pistas sería casi imposible entender que tan álgido y estresante se está convirtiendo el fin de semana de la princesa. Además, como el propio director expresó en varias entrevistas, los espacios se volvieron elementos fundamentales para situar el estado mental de Diana al igual que los primeros planos que se hacen de su rostro atormentado por la soledad y el abandono de la familia real a sus necesidades como persona y mujer.

No obstante, a pesar de la sutileza y elegancia con la que se cuenta el relato este podría convertirse en su mayor acierto y debilidad a la vez debido a que se trata de una ficción con demasiados detalles que pueden pasar desapercibidos para aquellos que no conocen a profundidad la historia de Diana.

Trailer oficial de Spencer / Diamond Films Latam

Conclusión

En definitiva, Spencer se consolida como una nueva perspectiva y propuesta para conocer la psique atormentada de la princesa Diana a través del terror psicológico pero que finalmente ve una luz al final del camino para el empoderamiento de una mujer que se convirtió en la figura humanitaria más importante de los años 90.

Destacan las actuaciones de Kristen Stewart gracias a que logra capturar de forma delicada y distinguida el estado mental de la princesa por medio de sus gestos, voz y miradas que formaban parte de la personalidad tan característica de Diana. Además, se encuentra Timothy Spall como un personaje que si bien no existió en la vida real funciona como el asfixiante ojo vigilante que la realeza ponía sobre la princesa ante su constante desacuerdo con ella y su forma de hacer las cosas.

Consulta más reseñas en Criticinema.com

Ficha Técnica

  • Dirección: Pablo Larraín
  • Guion: Steven Knight
  • Reparto: Kristen Stewart, Timothy Spall, Jack Nielen
  • Duración: 117 min.
  • País: Reino Unido / Alemania / Estados Unidos / Chile
  • Año: 2021