Silencio Radio – Reseña

Una oda a Carmen Aristegui

Desastre, tragedia e impunidad, describen la situación social de México, palabras que han agravado el daño a un país que sangra y que en los periodistas ha encontrado a los mensajeros que plasman en la tinta todo lo acontecido.

En los últimos años el nombre de María del Carmen Aristegui Flores ha ganado notoriedad por ser una de las voces opositoras más acérrimas al régimen político que gobernó hasta 2018, siendo en los años finales del sexenio de Enrique Peña Nieto cuando consiguiera mayor notoriedad al llamar a la conciencia del oficio del periodista político-social en uno de los peores momentos de inseguridad y, a la vez, evidenciar la corrupción en la que estaba envuelto el ya mencionado gobernante. Esto último, fue la gota que derramó el vaso y ocasionó su cese de MVS, un suceso que es prueba de lo vulnerable que resulta el ejercicio periodístico.

Con este contexto, Juliana Fanjul, quien recibió buenas críticas por su largometraje Muchachas (2015), afronta la tarea de mostrar todos los obstáculos que Aristegui debe superar y sufrir para ocupar de nuevo el espectro radiofónico, todo desde el formato documental, mismo que es llevado a través de cámaras en mano, material de archivo o utilizando el estilo behind of para que el espectador pueda sentirse como un acompañante del día a día en la labor del proyecto independiente de la periodista.

Consulta más reseñas en Criticinema.com.

Una de las virtudes de Fanjul para esta cinta es la de amalgamar de manera efectiva la narración con música y con una edición que ilustra con fuerza los diferentes momentos que son reflejo del ambiente en el país. Acierta al mostrar con lujo de detalles sucesos que ayudan a entender las dificultades que Carmen sortea, que van desde un robo a las instalaciones de su medio, la amenazas a ella y su hijo, así como del impacto que tiene el asesinato de Javier Valdez en el medio informativo (una escena con una Carmen Aristegui que representa el dolor del colega). Todo esto llevado con un ritmo que hace que los menos de 90 minutos sean aún más ágiles y profundos.

No obstante el claro (hasta descarado) objetivo de ensalzar la figura de la también figura pública quita mucho del efecto a esta producción. Sin contrapesos como el hecho de que la comunicadora no perdía realmente espacio o que dependía ahora del medio independiente (desde 2006 trabaja para la CNN, una de las más grandes del mundo), dan la sensación de estar ante un documento que pareciera producido por la propia protagonista, una especie de oda a su persona, con un contexto que además de ser mucho más importante, se le puede sacar mucho jugo.

Así mismo, se exagera y hasta se idolatra sin lugar para el cuestionamiento. Constantemente, la directora desestima cualquier postura o argumento que pueda desbalancear la credibilidad de Aristegui Flores e incluso, se sirve de testimonios de colaboradores para enaltecer su importancia no sólo en su campo profesional si no que se la pinta como un pilar dentro de la sociedad, algo que resulta desorbitado y que le quita mucho lugar a la reflexión crucial de lo vital que es el ejercicio de informar la inseguridad en el país, agregando que a conveniencia muestra o esconde sus preferencias políticas, claramente a cierto candidato al que después si aplicó la misma vara pero ya muy tarde.

Trailer oficial de Silencio Radio / Artegios Distribución

Conclusión

Silencio Radio posee buenos elementos que pudieron ser utilizados para hacer un documental más enfocado a las discusiones sobre la importancia del periodismo, el valor de esos reporteros que arriesgan todo para hacer ruido ante la realidad para la población de a pie o incluso, el de la censura motivada por intereses habrían confeccionado un gran resultado, pero que se queda en el potencial al concentrar todo esfuerzo en un móvil para rendir pleitesía a la figura de Carmen Aristegui.

Ficha Técnica

  • Dirección: Juliana Fanjul
  • Guion: Juliana Fanjul
  • Duración: 79 min.
  • País: México / Suiza
  • Año: 2019