Querido Evan Hansen – Reseña

Una oda musical que busca sanar a los jóvenes

Evan Hansen, que está en el último año de instituto, es el típico chico que siempre se mantiene al margen y pasa totalmente desapercibido entre sus compañeros. Connor Murphy, un chico solitario e inestable, se hace con una carta de motivación e inspiración que Evan se ha escrito a sí mismo. Cynthia, la madre de Connor y su padrastro descubren la carta cuando el joven se quita la vida. El contenido de la carta les hace pensar que Connor había encontrado a un amigo. Para consolar a la afligida familia, Evan se inventa una amistad que nunca existió.

La trama se basa en una narrativa un tanto predecible si se pone atención a los detalles. Sin embargo, un par de giros inesperados le da la emoción necesaria para entregar un tramo final de alto dramatismo que le dan un cierre visualmente espectacular.

Tras ganar reconocimiento por Las Ventajas de Ser Invisible y Wonder, en las que demostró capacidad para abordar el drama juvenil de una manera fresca pero sobre todo con efecto bajo una superficie optimista, Stephen Chbosky incursiona en el género musical con una adaptación cinematográfica de la obra homónima (éxito en Broadway) que sin duda, posee momentos de poder emocional, sello del realizador.

Querido Evan Hansen estrena en cines el 11 de noviembre. Compra tus boletos en este enlace.

Chbosky aborda de una manera interesante los diversos problemas que aquejan a los adolescentes, la soledad producto de enfermedades mentales y una buena voluntad por parte de las personas que solo despierta cuando la tragedia aparece. 

Las canciones están bien aprovechadas e ilustradas por las escenas, mérito de un montaje que es ágil y que ayuda a comprender a cada personaje, generando esa atmósfera tensa, de ansiedad y de soledad que vive el protagonista, haciendo que el espectador reflexione sobre la verdad, el peso de la misma, las consecuencias de los actos, la ética de las iniciativas y el debate interno sobre si vale la pena generar proyectos que ayudan a las personas pero quizá se basen en mentiras.

Ben Platt, como el protagonista, soporta el peso actoral de la cinta, demostrando un compromiso alto tanto en lo gestual como en el canto, con el único obstáculo de una caracterización que por momentos se nota exagerada, además de un guión que autosabotea al personaje (algo que puede desesperar al público), aunque sí tiene una química excelente con cada actor con el que interactúa.

Consulta más reseñas en criticinema.com

Kaitlyn Dever, interpretando a Zoe Murphy (interés amoroso de Evan y hermana de Connor), confirma su versatilidad para hacer tanto drama como comedia, demostrando a su vez una alta capacidad de canto. Toda emoción la transmite con convicción, brillando tanto en solitario como acompañada.

Amy Adams, Julianne Moore, Colton Ryan y Amandia Stenberg hacen lo propio en cada una de sus intervenciones, comprometidos totalmente con sus personajes, explorando diferentes ángulos del suceso principal y dotando de mayor credibilidad al relato.

Pese a estos atributos, la cinta no termina por encontrar un balance en el ritmo. Secuencias que terminan por ser un tanto densas, evitan que se pueda conectar de lleno con la historia, añorando esos números musicales. La falta de consecuencias realistas dejan la sensación de complacencia con el protagonista, requiriendo una mayor exploración en el tema de enfermedades mentales.

Trailer oficial de Querido Evan Hansen / Universal Pictures México

Conclusión

Querido Evan Hansen ofrece un mensaje necesario que invite a los jóvenes a pedir ayuda, a través de canciones bellamente interpretadas y actuaciones comprometidas. Aunque la intención es buena, lo cierto es que esa exageración en el autosabotaje del principal evita una conexión efectiva con el espectador, algo que sin duda le quita brillo al poder emocional que está latente en cada secuencia.

Ficha Técnica

  • Título original: Dear Evan Hansen
  • Dirección: Stephen Chbosky
  • Guion: Steven Levenson. Basado en el musical de Justin Paul y Benj Pasek
  • Reparto: Ben Platt, Julianne Moore, Kaitlyn Dever
  • Duración: 137 min.
  • País: EUA
  • Año: 2021