Organizadora de bodas

Todo lo que no debes hacer antes de llegar al matrimonio

Organizadora de bodas nos adentra en la vida de Marina, que como el título indica, es una organizadora de bodas cuya experiencia en el terreno del amor le ha sido de poco provecho. En una de las tantas bodas que se le han encomendado, conoce a Carlos, encuentro que termina en una interacción carnal. Todo empieza como una situación casual que impulsa a Marina a ofrecerle a Carlos su tarjeta de presentación, y este la guarda en su pantalón. Aquello conduce a una maraña de malentendidos cuando la novia de este, Alexia, encuentra dicha tarjeta. La única cosa que se le ocurre a Carlos para justificar el hallazgo es proponiéndole matrimonio, a lo cual ella accede. Pero lo que Carlos ignora es que Marina y Alexia ya se conocen, pues de hecho, eran archienemigas de la infancia.

Intentos por enmendar enemistades del pasado, búsqueda de venganzas, infidelidades y otras desventuras, pondrán a los estelares en hilarantes situaciones que resultan en la clásica cinta romántica de enredo.

A lo largo de poco más de hora y media de duración, la cinta está plagada de chistes que involucran comedia física, las cuales son ejecutadas con el ingenio suficiente para provocar risas de una manera legítima. Estos van desde situaciones incómodas que implican flatulencias hasta posicionar a los personajes en situaciones moderadamente violentas que involucran algunos golpes.

En el terreno actoral, son los personajes secundarios quienes generan mayor simpatía. Antonio Dechent como el padre de Alexia le concede a la película un tono de humor negro que le sienta muy bien, pues cuando está en escena siempre emite diálogos que rayan en lo cínico y descarado. Gracia Olayo interpretando a la mamá de Marina también resulta favorecedora para la trama, pues a pesar de tener pocas escenas, su papel de una madre alcohólica e impertinente también cuenta con líneas que de manera involuntaria sacan alguna que otra risotada en el espectador.

Las locaciones en donde se desarrolla la historia, complementada con una cinematografía decente y una banda sonora compuesta en su mayoría por canciones ochenteras le otorgan a Organizadora de bodas una vibra y estética agradable.

Independientemente de que la propuesta que nos trae Dani de la Orden se trata del remake de la cinta francesa Jour J, dirigida por la directora francesa Reem Kherici, la película no se siente como una oferta original. La historia de la mujer en sus treintas que pretende estar desencantada del amor hasta que conoce a alguien, es una fórmula narrativa a la que el público le es familiar. A pesar de que de la Orden y Olatz Arroyo proponen algunas ideas arriesgadas, siguen quedándose en una zona de confort para no salirse del género cómico-romántico.

El mayor tropiezo de la cinta es que el personaje de Alexia lejos de tener una figura antagónica es todo lo contrario, pues su posición es más de víctima que de villana. Nos dan el contexto de que fue la enemiga de Marina cuando eran niñas, pero a lo largo de la película intenta enmendar todo el mal que le hizo, a través de disculpas y buenos gestos. Entonces, lejos de empatizar con el romance secreto entre Carlos y Marina, a la larga se convierten en un dueto odioso, y tratándose de los papeles principales de la cinta, termina menoscabando el argumento principal.

Trailer de Organizadora de bodas / Dark Side Distribution

Conclusión

Organizadora de bodas es un producto que en la mayor parte de su configuración argumental y narrativa, se asemeja a las cintas que le anteceden dentro del género, pero cuyo tratamiento de la comedia le da un toque osado por momentos breves. Belén Cuesta y Álex García, los protagonistas, ofrecen actuaciones decentes, aunque menos carismáticas para inconveniencia de la película. Un filme sin mayores pretensiones de entretener a su público por un rato, que igualmente es válido y efectivo.

Sobre el autor

Ficha Técnica

  • Director: Dani de la Orden
  • Guion: Olatz Arroyo
  • Elenco: Belén Cuesta, Alex García y Mariam Hernández

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.