Espías a escondidas

Una excelente animación en la nueva película del estudio que hizo Rio y La era de Hielo

Las películas de espías normalmente están repletas de violencia. Espías a escondidas quita toda la violencia para entregarnos una cinta entretenida y con un gran mensaje sobre el trabajo en equipo que entretendrá a los niños y adultos que vayan al cine a verla, esto debido a la gran química que tienen Will Smith y Tom Holland juntos.

Lance Sterling (Will Smith) es el mejor espía del mundo en está cinta familiar. Después de recuperar un maletín, el cual iba vacío, la agencia para la que trabaja lo quiere atrapar debido a una grabación en donde se ve que él mató a un guardia. El agente Sterling acudirá con Walter Beckett (Tom Holland), un adolescente que es considerado un “raro” por todos, para que lo ayude a desaparecer; accidentalmente Lance bebe una bebida hecha por Walter que lo convierte en un pájaro. Ahora él deberá trabajar junto con el “raro” para atrapar al villano que se está haciendo pasar por él y al mismo tiempo crear la formula que le permita volver a ser un humano.

El personaje de Will Smith es un engreído, arrogante que le encanta trabajar solo, le gusta resolver todo con violencia,  lo cual hace que en la primera parte de la cinta sea complicado empatizar con él, incluso cuando todos los agentes lo están intentando atrapar. A través de toda la cinta se profundiza más en la historia de Walter Beckett, desde el porqué el odia la violencia y lo que vivió de pequeño con su mamá. A pesar de ser dos personajes totalmente distintos, las voces de estos dos –en su versión en inglés– son agradables y hacen buena química. Holland hace un buen papel como el compañero novato e inocente del super agente Lance Sterling.

Trailer de Espías a Escondidas

La historia fluye con mucha naturalidad en su primera mitad, después de su primera hora pareciera que todos los escenarios por los que pasan los dos protagonistas están llenos de conflictos, sencillos, pero que tardan en resolver, esto haciendo que se vuelva un poco pesada la cinta. Los inventos anti-violencia que va creando Walter son los que hacen que la película sea divertida ya que son muy originales sus armas y logran funcionar para lograr escapar del conflicto. Ver al mejor agente del mundo como un espía no es tan divertido como pareciera sonar, esto por la actitud del agente Lance, lo cual hace en ocasiones que sea estresante verlo en pantalla en algunas ocasiones.

El villano, Killian, quiere matar a todos los agentes del mundo, su historia no es explorada en la cinta y su justificación es algo absurda ya que su pleito es contra el agente Sterling, pero no lo quiere matar a él, sino matar a todos los demás agentes. La pelea final está llena de colores y una excelente animación lo cual la hace sumamente entretenida, y es justamente cuando funciona la película, cuando la historia fluye con naturalidad ya que la mayoría de los chistes se sientes forzados y además son tontos, pareciendo que quiere ser una cinta divertida, lo cual no logra.

Conclusión

Espías a escondidas es entretenida la mayor parte del tiempo, esto gracias a la química de Smith y Holland. La historia es simple pero funciona muy bien como una cinta de espías, el problema cae cuando todas las situaciones por las que pasan los protagonistas se extienden demasiado en resolverlos y meter chistes “tontos” que se sienten forzados hace que no consiga ser divertida, solamente entretenida.

Sobre el autor

3.5

Ficha Técnica

  • Dir. Nick Bruno y Troy Quane
  • Guion: Brad Copeland y Lloyd Taylor
  • Reparto: Will Smith y Tom Holland.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.