Una Familia en Apuros – Reseña

Una comedia agradable con algunos excesos

El cine francés es un mar de propuestas que pueden vulnerar algunas sensibilidad debido a una inclusión racial que converge con situaciones un tanto subidas de tono pero que calzan con el ritmo que la trama exige. Con todo este trasfondo, el debut de Adrien Piquet-Gauthier propone con Una Familia En Apuros una continuación a esta línea haciendo que sea más digerible para todas las edades.

Paul y Virginie acaban de tener un niño. Con ganas de descubrir su nueva vida de jóvenes progenitores, no imaginaron que su pequeño angelito crearía una guerra entre las dos parejas de abuelos.

Piquet-Gauthier aprovecha la interacción entre los suegros y entre los hijos para generar escenas divertidas que hacen todo más fluido. A través de esta competición por el nieto, se exploran varios conflictos que ocurren con el matrimonio, la llegada de los hijos y la planificación del futuro, logrando que todo tipo de público pueda identificarse. 

La exageración que está presente en la mayor parte se utiliza de la mejor manera en construir chistes que si calzan con el tono de la cinta aliviando la tensión dramática causada por las decisiones de los abuelos, siendo una sátira a las compensaciones sentimentales para ganarse el amor de los nietos.

La comedia Free Guy continúa en cartelera. Consulta nuestra reseña.

La música y la fotografía cumplen, brillando en los montajes realizados a modo de transición que dan dinamismo, evitando baches vacíos de contenido. Este movimiento continuo en el ritmo también apresura el desarrollo de la historia, sin dejar paso a una visión más completa del trasfondo y de las vivencias de padres e hijos. Se requiere mayor tiempo de exposición en los diversos ambientes tanto de la pareja como de los suegros, ya que así podrían conectar de mejor manera con el espectador.

En cuanto a las actuaciones, destacan las de los suegros. Gérard Darmon interpreta todo el glamour y poderío económico, así como de la pomposidad parisina de Roberto, padre de Paul; Carole Bouquet es Paula, esposa de Roberto, madre de Paul, quien da calma al impulso de su pareja; Clémentine Célarié encarna a la hogareña Odile, madre de Virginie que representa la calma del sur campirano francés: y Pascal Nzonzi como Raoul, padre de Virginie, esposo de Odile, el personaje con mayor carisma que funge como alivio cómico. La química entre todos los actores es el punto más alto de toda la cinta, el motivante para quedarse hasta el final de la película, a la espera de ver el desarrollo de cada una de las escenas.

Trailer oficial de Una Familia en Apuros / Dark Side Distribution

Conclusión

Una Familia en Apuros es una cinta disfrutable, con ciertos excesos que no impiden pasar un rato agradable para toda la familia. 

Ficha Técnica

  • Título original: Boutchou
  • Dirección: Adrien Piquet-Gauthier
  • Guion: Adrien Piquet-Gauthier
  • Elenco: Carole Bouquet, Gérard Darmon, Clémentine Célarié
  • Duración: 78 min.
  • País: Francia
  • Año: 2020