Los Hijos del Sol – 69ª muestra internacional de cine

Una narrativa catastrófica de la niñez en Irán

Está película está dedicada a los 152 millones de niños obligados a trabajar y a todos los que luchan por sus derechos

Khoršid, 2020

Es con esta recia declaración que el director Majid Majidi abre su más reciente obra: Los Hijos del sol. La cinta narra las vivencias y desventuras de un niño iraní de 12 años llamado Ali, que en compañía de otros niños, realizan pequeños trabajos y delitos para poder sostenerse a ellos mismos, así como a sus familias. De forma inesperada, se le presenta al menor la tarea de acceder a un túnel subterráneo para encontrar un tesoro enterrado. No obstante, para alcanzar dicho objetivo, Ali y los otros niños deberán inscribirse a una escuela especializada en educar niños en situación de calle, pues el tesoro se encuentra geográficamente cerca de dicha institución. 

Majid Majidi decidió abordar la privación de la libertad infantil a través del trabajo forzado porque lo considera un tema catastrófico que no es exclusivo de una región o país específico: es una dificultad de derechos humanos con magnitudes internacionales. 

Como es de suponer, Hijos del sol es una película cuyo microcontexto tiene un discurso de reclamo social profundamente arraigado, lo cual hace que el filme sea poco disfrutable. Sin embargo, esto no significa que la calidad de Hijos del sol sea mala, porque no lo es, sino a causa de que la temática es incómoda, desvistiendo un estado corrupto y poco decoroso para la sociedad iraní. 

A pesar de que en ningún momento de la cinta se muestra violencia explícita o dura para la vista, hay un carácter de ímpetu, severidad, aspereza y rudeza que hace acto de presencia en el diseño de producción, en el tono verbal con el que se emiten los diálogos, en las expresiones faciales de los actores que comunican furia, ansiedad y angustia 

Hijos del sol marca el debut actoral Rouhollah Zamani en el papel estelar de Ali, quien a pesar de su poca experiencia en el mundo del séptimo arte, logra dar de manera exitosa la interpretación de un adolescente cuya inocencia se va perdiendo de manera progresiva a consecuencia de la crueldad sistemática y cultural de su país, así como la pérdida de la voluntad humana debido a la explotación infantil. 

Respecto a la selección del elenco, Majid Majidi, director y guionista de la película, declaró que el contexto socioeconómico del actor principal Rouhollah Zamani y su personaje Ali son el mismo. “Buscamos niños que realmente trabajen en las calles vendiendo productos y artículos robados. El obstáculo más grande al realizar este filme fue elegir a los actores, porque son miles de infantes en Irán los que se encuentran en esa situación, pero muchos de ellos no hubieran podido hacer el trabajo tan bien como lo hizo Rouhollah”. Este testimonio claramente explica las excelentes interpretaciones dadas frente a las cámaras, pues es un ejercicio actoral hecho desde la experiencia de la marginación y el empleo infantil.  

La película amalgama un ejercicio antropológico de la infancia y las relaciones jerárquicas laborales en Irán, asimismo, une la fórmula clásica del cuento de aventuras y piratas, pues el deber principal que se le encomienda a Ali es encontrar un “tesoro”. 

Hijos del sol también es una ventana para los países con gobiernos democráticos más desarrollados a ver las diferencias culturales, laborales y perspectivas de la niñez acorde al país donde vivimos. Es un testimonio de la multiculturalidad con personalidad tiránica que predomina en los países de Oriente Medio. 

A pesar de que el planteamiento de Hijos del sol es sólido, directo, y con actuaciones convincentes, los personajes no tienen ninguna línea o escena memorable, tal vez porque al final quedan en un papel secundario o ensombrecidos por el discurso de reclamo social que se toca, que al final de cuentas, es el verdadero protagonista de la película. 

Trailer oficial de Los Hijos del Sol / Cineteca Nacional

Conclusión

Si bien no podemos hacer mucho por mejorar la situación social y laboral retratada en Los Hijos del sol desde nuestra posición de espectadores, la herencia que nos puede dejar esta película es sensibilizarnos sobre los distintos matices socioculturales y cómo estos impactan en la niñez. El hecho de que buena parte de la película se desarrolle en una escuela tampoco es accidental, pues la educación juega un papel simbólico, ya que es la “llave” para llegar al “tesoro”, pero también es la solución para evitar que se siga perpetrando el trabajo forzado, ya sea en menores o en adultos. El resultado final es una historia llena de energía trágica, fuerte y crítica hacia la corrupción humana. 

Sobre el autor

Ficha Técnica

  • Título original: Khoršid
  • Dirección: Majid Majidi
  • Guion: Nima Javidi y Majid Majidi
  • Elenco: Roohollah Zamani, Mahdi Mousavi, Shamila Shirzad
  • País: Irán
  • Duración: 99 min.
  • Año: 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.