One night in Miami

La ópera prima de Regina King es un homenaje a las personas que luchan contra el segregacionismo racial

La muerte de George Floyd ocurrida en el mes de mayo del año 2020 a manos de cuatro policías blancos esclareció las sospechas que muchos civiles de tez negra intuían desde hace mucho tiempo: el racismo jamás se fue de Estados Unidos, así como la parcialidad jurídica en preferencia de la gente blanca. Desde aquel entonces, una ola de indignación y protesta ha inundado todo lo largo y ancho de Norteamérica, donde las exigencias principales son que las instituciones y comunidades tomen la capacidad de adaptarse, crecer y aprender en pro de la aceptación racial.

Estando en los últimos días del mandato presidencial de Donald Trump, la vieja tradición de amenazas e intimidación no se ha ido, pero ya tampoco pasa desapercibida y mucho menos absuelta. Bajo este contexto, llega a Prime Video la cinta dramática One Night in Miami, que relata una reunión ficticia entre cuatro personajes reales, Malcolm X, Muhammad Ali, Jim Brown y Sam Cooke.

Cada uno tiene una vocación diferente, Malcolm X era activista por los derechos humanos y civiles, Muhammad Ali era boxeador profesional, Jim Brown se dedicaba al fútbol y al análisis deportivo, y Sam Cooke era cantante y compositor. Entonces, ¿qué tienen en común estos cuatro personajes? A todos, de alguna u otra manera, se les atribuye el título de iconos para la comunidad negra estadounidense, además de alentar la admiración mediática y pública hacia las personas afrodescendientes.

Los protagonistas se ven en la habitación de un motel en Miami a propuesta de Malcolm. Ahí, los cuatro hombres reflexionarán sobre sus carreras, sus descontentos personales, profesionales, espirituales, cómo han sido tratados y representados por el resto del mundo, y hacen un análisis crítico de su propia identidad. Aunque todos los argumentos tratados en el filme varían dependiendo de la carrera de cada personaje, el hilo conductor termina siendo el color de su piel, así como el prejuicio que este genera e impacta en sus vidas.

Los acontecimientos de One Night in Miami toman lugar durante los años de 1963, 1964 y 1965, tiempos en los que el presidente de Estados Unidos era el demócrata Lyndon B. Johnson. La presidencia de Johnson se caracterizó por aprobar la Ley de Derechos Civiles de 1964, la cual prohibía la discriminación racial en establecimientos públicos, así como la Ley de derecho al voto de 1965, en la cual se le permitió a los afroestadounidenses que residían en los estados de la antigua confederación votar por primera vez y sin ser discriminados en la urnas.

Otro elemento importante en el ambiente político de aquellos tiempos fue la presencia de Martin Luther King, cuya lucha por los derechos civiles para los afroestadounidenses se caracterizó por valores como el desuso de la violencia, el amor y la fraternidad. One Night in Miami transcurre en tiempos que resaltan por la defensa de la educación y erradicar la ignorancia, especialmente para que los grupos segregados no tuvieran que soportar el maltrato de los civiles y el sistema.

Detrás de la cámara se encuentra ni más ni menos que la multipremiada actriz Regina King, ganadora de un premio Óscar, un Globo de Oro y cuatro Emmys. Regina ahora ha tenido el vigor de lanzarse a ocupar la silla de directora, siendo esta su opera prima. Debutar en el cargo de directora con One Night in Miami le representó dos retos, por un lado, la cinta se basa en la obra de teatro escrita por Kemp Powers, entonces, la primera adversidad para Regina King fue abstraer la historia teatral al lenguaje cinematográfico.

El segundo desafío fue dirigir a los actores Kingsley Ben-Adir, Eli Goree, Aldis Hodge y Leslie Odom Jr. a manera de que pudieran representar la fragilidad y vulnerabilidad de sus personajes, pero sin perder la efigie de fortaleza que demandan las personalidades de Malcolm X, Muhammad Ali, Jim Brown y Sam Cooke respectivamente. El resultado en el corte final de edición brinda una atmósfera visual y dramática que compaginan favorablemente.

La razón de tan favorables resultados tal vez se deba a que cada uno de los ejecutantes involucrados en aspectos narrativos (actuación, dirección, guión) es afrodescendiente, lo cual les da una perspectiva mucho más aguda y crítica al momento de elaborar un drama cuyo vehículo de exposición es la injusticia basada en el origen racial o étnico basado en su propio empirismo. En entrevistas para los medios de comunicación, Regina King relata que dirigir esta cinta es un gesto de amor y tributo a cada hombre aforamericano que ella ha admirado. 

Carrera para la temporada de premios del 2021

Aunque pueda llegar a parecer precipitado conjeturar las nominaciones para la temporada de premios del año en curso, tampoco suena irracional suponer que One Night in Miami tiene la calidad para hacerse sonar en la contienda por las múltiples estatuillas que otorga Hollywood, la cual tendrá su inicio el 28 de febrero con los Globos de Oro y culminará con los Premios Óscar el 25 de abril. Lo que sí resulta más incierto es pronosticar si logrará llevarse parte del oro, pues las agrupaciones de entretenimiento estadounidenses no tienen reputación de ajustarse muy bien a los marcos que apuestan por mayor representación étnica (especialmente los Óscar). 

Además, esto supone la primera apuesta de semejante índole para Amazon, lo que podría significar la adición de otra plataforma de streaming compitiendo en premiaciones que antes eran exclusivas para el cine en formato tradicional, algo que tampoco es muy del agrado de los miembros que conforman la élite  del séptimo arte en Norteamérica. 

Trailer oficial de One night in Miami / Prime Video

Conclusión

One Night in Miami se suma a una larga lista de narrativas fílmicas con discurso a manera de demanda por la segregación social y cultural cimentada en el color de la piel, pero lo que la hace diferente de la mayoría es que no está manipulada por la perspectiva de alguien con tez clara. Aquí, los afrodescendientes son los protagonistas a la par de ser sus propias figuras heroicas y aspiracionales. Otra ventaja que posee la ópera prima de Regina King es haberse estrenado vía streaming, ya que pone a conocimiento de las audiencias mainstream personajes que en México podrían resultar desconocidos tales como Malcolm X, Muhammad Ali, Jim Brown y Sam Cooke, lo cual aumenta su aporte cultural, pues nos instruye del impacto que cada uno de estos individuos tuvo para el entorno de aquella época. 

Sobre el autor

Summary

  • Título original: One Night in Miami 
  • Dirección: Regina King
  • Guion: Kemp Powers. Basado en la puesta en escena de Kemp Powers
  • Reparto: Kingsley Ben-Adir, Eli Goree, Aldis Hodge, Leslie Odom Jr.
  • País: EUA
  • Duración: 114 min
  • Año: 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.