El asesinato de la familia Borden

Un thriller que simplemente no logra atrapar al espectador.

Lizzie está basada en el asesinato del señor y la señora Borden en 1892. La película dirigida por Craig William Macneill nos cuenta la historia de la familia seis meses antes de los crímenes.

Gráfica y sangrienta cuando debe de serlo, El asesinato de la familia Borden intenta ser un thriller, pero no funciona. ¿Por qué no funciona?

El filme es el segundo largometraje de Macneill, previo a está película, él había dirigido algunos cortometrajes y sólo un largometraje, The boy, que fue destrozado por la crítica y el público en general. En está ocasión él toma un guion de Bryce Kass, un joven que no tiene experiencia en guiones y se nota.

La película hace el intento de sorprender al espectador con algunos plot-twist en toda la trama, pero no lo logran. Inclusive la actuación de la nominada al Oscar, Kristen Stewart, pareciera que es también su debut como actriz, manteniendo en todo el filme la misma expresión facial, incluso en las escenas donde debe mostrar pánico o enojo. No refleja ningún sentimiento.

Trama

La trama está bastante bien, una historia solida que si se hubiera dirigido mejor, hubiera podido ser una historia muy interesante, un verdadero thriller.

El problema cae en el proceso de edición, donde nos ponen la misma escena en varias partes de la película, donde llega un punto donde se vuelve muy castrante. Inclusive en la escena climática de la película que la hicieron relativamente muy corta, para después mediante un Flashback de 15 minutos de duración nos vuelven a poner esa escena climática. Pareciera que el director quiso hacer lo posible porque la película dure más.

El asesinato de la familia Borden tiene una historia que tenía todo para poder enganchar al público, pero las actuaciones de las protagonistas y la forma en la que está contada, hace que sea una película olvidable.

Sobre el autor

1.5

Ficha Técnica

  • Director: Craig William Macneill
  • Escritor: Bryce Kass
  • Reparto: Kristen Stewart, Chloë Sevigny y Kim Dickens.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.