Medios Hermanos

Una tragicomedia de medias intenciones

Recientemente hemos visto cómo los actores nacionales intentan hacer comedias en los Estados Unidos, teniendo un relativo éxito de taquilla a costa de una representación burda de los mexicanos en este vecino país del norte. Como gran ejemplo de ello está Eugenio Derbez, que con un par de comedias realizadas allá le ha ido bien en taquilla pero no tan bien con la crítica en el mercado hollywoodense. 

Siguiendo los pasos de artistas como el mismo Derbez, Omar Chaparro o Jaime Camil, toca el turno a Luis Gerardo Méndez para tomar un rol protagónico en una especie de tragicomedia estadounidense que busca entretener al público de ambos lados de la frontera. 

Medios Hermanos nos cuenta la historia de Renato Murguía (Luis Gerardo Méndez), un ingeniero mexicano que parece tenerlo todo y que está a punto de casarse. Sin embargo, un par de días antes de su boda, su pasado regresa en forma de una llamada telefónica que lo llevará a los Estados Unidos para curar sus heridas, emprender un viaje alocado y descubrir las verdades detrás del mismo, incluyendo la existencia de un medio hermano, Asher (Connor del Río). 

La premisa juega con el elemento de la relación que se da entre una pareja dispareja de amigos o hermanos que pueden ser muy diferentes entre sí pero que aprenden a llevarse para cumplir una misión en especifico, dando aires a cintas como Todo un Parto (Phillips, 2010), Hermanas (Moore, 2015) o Hermanastros (McKay, 2008).

Sin embargo, lo que diferencia a la cinta de Greenfield es el enfoque dramático de una subtrama con un comentario social interesante. Durante esta aventura llena de absurdos, la historia del pasado del padre de estos medios hermanos se va revelando, mostrando temas interesantes como lo son el problema migratorio, la explotación laboral, el racismo y discriminación, entre otros temas que enriquecen la narrativa de la historia más en la parte dramática que en la cómica. 

Curiosamente, es ahí donde radica el problema, ya que aunque existen las buenas intenciones de mostrar una crítica social a los Estados Unidos (y a veces, también a México), éstas se diluyen debido a que el guion de Jason Shuman y Eduardo Cisneros nunca logra encontrar el balance adecuado entre esos dos tonos, fallando en crear una tragicomedia efectiva que, a veces, da la sensación de no necesitar el elemento cómico. 

Otro problema es la falta de química entre Luis Gerardo Méndez y Connor del Río. Más allá de que ambos son muy diferentes en sus personajes, pareciera que por más que intentan llevar bien los momentos cómicos, nunca lo logran, creando momentos incómodos durante el filme. Incluso en los momentos dramáticos esa falta de chispa entre ambos hace que este “divertido” viaje se sienta hasta forzado. 

Constantemente se siente que en el guion hay un choque de ideas, la de un humor a la mexicana con unos chistes burdos estadounidenses que provocan un gran dilema en el tono y afectan el resultado final de la cinta. De repente vemos cosas muy de fórmula hollywoodense que se topan con el drama de los migrantes mexicanos. Estos puntos de vista diferentes también se ven en comentarios donde se burlan de los clichés que tienen los estadounidenses con nuestros  compatriotas, mismos que durante buen rato de la película, sobre explotan, haciendo que el chiste se pierda en medio de la redundancia.

Esto, aunado con situaciones un tanto forzadas en el relato sobre todo hacia la parte final, donde pareciera que los temas guía de la cinta como lo era el matrimonio del protagonista, además de la relación fraternal y el verdadero significado de ser un padre o tener una familia, se resuelven de la manera más sencilla y simplona. 

A pesar de ello, hay interesantes temas como lo es la aceptación de las diferencias, ejemplificadas en el extraño hermano Asher, quien a su manera también tiene cicatrices en su pasado que tiene que enfrentar. Esos momentos resultan lo mejor de una cinta que muchas veces apunta más hacia el drama y que hace que la comedia sobre. 

Trailer oficial de Medios Hermanos / Universal Pictures México

Conclusión

Medios Hermanos es otro de esos intentos donde, a diferencia de otros proyectos, sí hay un tema interesante que se pierde en medio de situaciones “cómicas”, ofreciendo un filme que se queda a medias en todo, tanto en el drama como en las risas pero sobre todo en las buenas intenciones. 

Ficha Técnica

  • Título original: Half Brothers
  • Dirección: Luke Greenfield
  • Guion: Jason Shuman, Eduardo Cisneros
  • Reparto: Luis Gerardo Méndez, Connor del Rio, Flavio Espinosa 
  • País: México-EUA
  • Duración: 96 min.
  • Año: 2020