Free! The Final Stroke – Reseña

Cuando el final es el comienzo

Haruka Nanase es un nadador nato que se encuentra en un punto de su vida donde hay más preguntas que respuestas. Los amigos que fomentaron lazos a través de la natación con esfuerzos inigualables día a día, ahora son solo sombras de su pasado. Finalmente, el niño se convierte en un joven adulto. La silueta de sus compañeros que anduvieron por caminos separados converge. Y con todos los sentimientos en el pecho, el escenario a desafiar será «el mundo». Haruka desafiará el futuro nadando hacia el destino que nunca ha visto.

En la apertura de la cuarta y última temporada de Free!, anime de Kōji Ōji, se aprecia un alto nivel técnico de animación que transmite de gran manera la emoción de la competencia, la preparación previa de los personajes, así como los dilemas que van desde temor por no tener la capacidad hasta aceptar la verdadera pasión pese a un talento innato para el nado.

La primera mitad de la cinta es la que mejor desarrolla la incertidumbre en el espectador por conocer si los protagonistas lograrán clasificar o ganar. Cada secuencia ayuda a conectar de gran manera tanto con los fans de la serie que confirmaran su cariño con su nadador favorito como con público ajeno al show, quienes conocerán lo suficiente para sentirse dentro del grupo de colegas, amigos o rivales.

La fantasía con la que convive el desarrollo de la trama es un arma de dos filos. En el sentido positivo, dota de un mayor empuje emocional que ayuda a comprender y empatizar con toda la carga de vivencias de los personajes. Por la cara negativa, el abuso de este recurso entorpece en algunos lapsos la fluidez conseguida, ya que para cierto tipo de personas esto quizá deba ir después del transcurrir de toda la acción.

La película llega a salas de cine de México bajo la distribución de Cinépolis. Compra tus boletos en cinepolis.com

Aunado a lo anterior, el ritmo frenético de esta parte inicial hace que todo fluya y enganche al espectador. El ambiente de este tipo de eventos se ve bien representado, ilustrando cada ángulo del mismo, como lo son los círculos íntimos de los competidores que deben ver todo desde casa, admiradores que no se despegan del televisor o computadora, aquellos que no pudieron llegar al certamen y que se motivan para llegar alguna vez, así como de las nuevas generaciones que esperan con dedicación su momento.

En la segunda mitad, la cinta cae en una irregularidad que deja con ganas de ver más competencias. Si bien, hay arcos interesantes como el del deportista que se recupera a la vez que inspira a todos a su alrededor, los constantes flashbacks junto a los diálogos repetidos centrados en la motivación (mensaje desgastado) terminan por brindar de una sensación de extrema lentitud en 88 minutos que pueden sentirse el doble.

Esto último afecta a los diálogos que se alejan de esa combinación atractiva entre lo personal y lo deportivo para concentrarse en atletas alabando el uno al otro, incluso aun cuando son rivales acérrimos se excede bastante esa muestra de admiración, ocasionando que las ansías por ver la competición crezcan e impidan disfrutar del todo estos conflictos que sin duda deberían ser motivo de atención.

Trailer oficial de Free! The Final Stroke / Cinépolis

Conclusión

El inicio del cierre de esta producción ofrece grandes momentos que demuestran que el deporte puede contar historias más allá del accionar propio de la disciplina, a la par de la espectacularidad visual. Sin embargo, su desequilibrio en el tono ahoga a mitad de camino ese potencial que habrá que confirmar o refutar en la segunda parte que llegará el próximo año.

Consulta más reseñas en Criticinema.com

Ficha Técnica

  • Dirección: Eisaku Kawanami
  • Guion: Koji Oji
  • Duración: 86 min.
  • País: Japón
  • Año: 2021